MUSCULACIÓN: 4 MITOS PARA DERRIBAR

Alrededor de la musculación, y sobre todo en el mundo del deporte, existen muchos  mitos y suposiciones que no siempre son una realidad.

Iniciar en el entrenamiento con carga no es tarea fácil. Muchas veces por desconocimiento y falta de experiencia solemos cometer errores que evitan alcanzar las metas que nos hemos propuesto.

Lo primero que debes hacer es definir tu objetivo y darle una prioridad. No podemos perder grasa, adquirir más fuerza y mejorar la resistencia al mismo tiempo que ganamos músculos. En realidad el cuerpo requiere de un trabajo físico a la vez. Por esta razón es fundamental derribar algunos mitos que impiden obtener resultados positivos dentro de la musculación.

A mayor número de repeticiones, mayor nivel de músculos

Existe un mito muy común el cual sostiene que cuantas más repeticiones se ejecuten de un determinado ejercicio, más crecerá la masa muscular. Esto en realidad es falso pues la musculación depende de la cantidad de grasa corporal de tu cuerpo. Cuanta menos grasa haya en él, mayor definición tendrá cada músculo.

Es por ello que toda rutina de entrenamiento debe ser definida y estructurada por un experto, evaluando previamente tu condición física.




La dieta de pura proteína y carbohidratos es la mejor para la musculación

Si consumes proteína, natural o en suplementos, y combinas con una dieta alta en carbohidratos, es posible que aumentes el nivel de musculación rápidamente. En realidad no es del todo cierto.

Si bien la ingesta de proteínas puede ser beneficiosa, lo es aún más el descanso, acompañado de una dieta equilibrada. El peligro de las dietas autoadministradas puede incurrir en problemas graves para el organismo que terminarán, en definitiva, afectando tu nivel muscular.

Entrenar todos los días ayuda al aumento de la musculación

Muchas personas suelen creer que si entrenan duro y constante, varias horas y todos los días, tendrán mayores y rápidos beneficios. Lo cierto es que el cuerpo necesita descanso para evitar fatiga, reponerse y prevenir una sobreexposición del músculo.

Los especialistas en entrenamiento recomiendan ejercitar cuerpo cinco veces a la semana, o con un descanso día de por medio. Solo en algunos casos excepcionales, sobre todo para los deportes de resistencia, se puede aumentar la frecuencia de cada rutina de entrenamiento.

La masa muscular se convierte en grasa al abandonar el entrenamiento de la musculación

Abandonar o perder el ritmo de entrenamiento significa dar un paso atrás en cuanto a los avances previamente obtenidos. Sin embargo, no es del todo cierto que la masa muscular se transformará en grasa.

En realidad el músculo solo perderá su volumen y se volverá más fláccido. Esto sucede porque el pierde su forma fisiológica y se produce una degeneración fibrosa que se combina con aumento del colágeno muscular.

Lógicamente el músculo se verá con un aspecto poco deseado. No obstante  al retomar el entrenamiento el cuerpo responderá de forma rápida por lo que se conoce como memoria corporal.

Si tu objetivo es ganar masa muscular y te consideras un principiante en el tema, lo ideal es que consultes con un profesional. Planificar un buen entrenamiento de acuerdo a tus condiciones o capacidades físicas es fundamental para lograr resultados positivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Los campos obligatorios están marcados con *